Algarrobo Destino: ALGARROBO Arriendos -  Turismo Algarrobo Links Home Contacto Cabañas - Turismo Algarrobo Centro de Eventos Destino: ALGARROBO Arriendos -  Turismo Algarrobo Links Home Contacto Cabañas - Turismo Algarrobo

 
 Sobre Algarrobo
Comuna
Cómo Llegar (Mapas)
 Patrimonio Cultural
 
Historia
Tradiciones y Personajes  
 Galería Virtual
 
Nuestros Escritores
 Atractivos Turísticos
 
Playas y Otros Lugares
Panorama Cultural
 Servicios Turísticos
 
Buscas Alojamiento ?
Nuestra Gastronomía
  Propiedades
 
Arriendos
Ventas
 
 
 
 
 
 
Terraza de Las Cadenas - Turismo Algarrobo

  Casa de Pedro Subercaseaux y Elvira Lyon - Turismo Algarrobo
Hotl Algarrobo, año 1960 - Turismo Algarrobo
Hotel Pacífico, año 1935 - Turismo Algarrobo




Algarrobo carece de antecedentes escritos sobre su historia, lo que si conocemos en una recopilación realizada por el periodista Don Hernán Rodríguez V. y publicada en el diario La Segunda el 18 de Febrero de 1983, como lo reafirma dicha crónica nos reafirma que la historia de Algarrobo es quizá la más antigua de los balnearios chilenos y aunque no ha tenido cronistas que la relate, las construcciones antiguas y el vivido recuerdo de quienes la conocieron a principios del siglo, testimonian su pasado centenario.

Los primeros antecedentes históricos que se conocen son de la época en que Algarrobo fué refugio de corsarios y piratas, hasta aquí llegaron Francis Drake, Ricardo Hawks, Tomas Cavendich, Jorge Spilberger y Olivero Van Noow, por allá en los años 1578.

En Febrero de 1854, la antigua caleta de Algarrobo fué habilitada como puerto menor con gran contento de sus habitantes y de los hacendados vecinos de Casablanca y Melipilla. Desde ese momento, el trigo pudo embarcarse a Perú y California haciendo que una romería de carretas cargadas con granos llenara las bodegas y corredores. El destartalado caserío en torno a la vieja capilla pronto dibujó una calle larga bordeando el litoral con solidas y sencillas construcciones de adobe y tejas.

Hacia el norte iba el camino al puerto por la hacienda de San Jerónimo cruzando la laguna y la quebrada de los clavelillos, al sur la huella a San Antonio, y el de las bodegas a través del fundo de las papas.

El camino a Santiago, capital de Chile, trepaba por el cerro ubicado atrás. Las casas empinadas en el cerro mostraban un perfil de la costa; esta imagen está dibujada por los oficiales del vapor Ancud en 1845.

El baño de los pozos de la playa del pejerrey, la cabalgata a la quebrada de San Jerónimo, esperar la llegada de los botes en la caleta, el atardecer en la puntilla queriendo ver la puesta de sol y adoración al oscurecer en la vieja capilla, era el panorama de la juventud de ese tiempo.

 
         
 
   
 
Turismo Algarrobo - © Copyright 2007 - email: contacto@turismoalgarrobo.cl